Para que sirven las sales de Epsom

Para que sirven las sales de Epsom

Las sales de Epsom o Epson, es también conocida como sal inglesa, están hechas de un mineral llamado sulfato de magnesio, y son especialmente populares para usarse en el agua de la tina. Aunque no hay bases científicas que lo comprueben, se dice que las sales de epson son excelentes para conseguir estados de relajación, para aliviar los músculos adoloridos y para extraer las toxinas del cuerpo.

Además, según el Concilio de las Sales de epson, estas son un muy buen sedante natural para el sistema nervioso. Ayudan a aliviar el stress y también mejoran el sueño y la concentración.

Las sales de epson también pueden ser usadas como un laxante y para poder aliviar la picazón que es causada por las picaduras de los mosquitos y de algunas plantas como puede ser la hiedra venenosa.

También sirven para un buen exfoliante,  ya que sirve para levantar el ánimo, y descontracturar todo el cuerpo. Para preparar este exfoliante se debe poner en un recipiente media taza de azúcar, media taza de sales de epson, media cucharadita de jugo de limón, entre tres o cuatro cucharadas de cáscara de limón raspada y tres cucharadas de aceite de semilla de uva. En caso de no tener aceite de semilla de uva, se puede usar el de almendras dulces.

Si no se tiene aceite de almendras, también puede aplicarse para su uso el aceite de oliva. Se debe revolver bien todo y se echa en un frasco de vidrio que quede bien tapado. Para usarlo se debe humedecer la piel y se tiene que masajear todo el cuerpo con esta mezcla. Luego se debe lavar y secar con palmaditas muy leves.

Para aliviar los pies cansados, se tiene que llenar una palangana grande con agua bien caliente y se le agrega una traza de sales de epson. Se puede agregar también tres gotitas de aceite esencial de eucalipto, aunque esto es opcional. Luego se deben sumergir los pies y se puede dejarlos en remojo cuanto tiempo se quiera.

Existe otra receta para aliviar el cansancio o los músculos adoloridos, para prepararla solo tiene que echarse dos tazas de sales de epson en el agua de la tina y agregarle 5 gotitas de aceite esencial de eucalipto. El aceite de eucalipto es un poco fuerte, por lo que si se pone la piel roja o se tiene alguna reacción es necesario sacar los pies de inmediato y lavarse.

Puede prepararse además un remedio natural que sirve para eliminar el residuo que dejan los productos en el cabello. Para poder remover estos residuos que van quedando se tiene que mezclar dos cucharadas de sales de epson con dos cucharadas de acondicionador. Hay que meterlo al microondas por unos 20 segundos y luego aplicarlo sobre el cabello recién lavado. Se debe cubrir la cabeza con una gorra de plástico y dejar actuar por 20 minutos. Finalmente hay que enjugar el cabello y secarlo.

Un truco casero muy efectivo para el cabello grasoso es revolver cuatro cucharadas de sales de epson en un cuarto de taza de champú. Después se aplica una cucharada sobre el cabello seco. Se deja actuar unos minutos y luego se enjuaga con agua fría. Para mejores resultados se recomienda darse un enjuague final con igual partes de vinagre de manzana y agua.

Otro uso externo de las sales de epson es como fertilizante natural, se puede usar en el jardín y la medida es de 220 gramos por cada 30 metros cuadrados de pasto. Para los arbustos son dos cucharadas en la base de cada planta. Y para las plantas de tomate y las rosas, una cucharadita por cada pie de altura de la planta cada dos semanas.

Vía | Blog de Farmacia