¿Qué es el hipotiroidismo?

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad de la glándula tiroides que se manifiesta como una disminución en la secreción hormonal y puede aparecer como resultado de tiroiditis por Hashimoto o durante el embarazo.

¿Cuáles son estos signos clínicos y cuál es su tratamiento?

El hipotiroidismo corresponde a una producción insuficiente de hormonas por la glándula tiroides, siendo esta es la disfunción inversa del hipertiroidismo.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa localizada en el cuello justo debajo de la manzana de Adán y que secreta hormonas que juegan un papel esencial en el cuerpo. De hecho, regulan el metabolismo básico de las células del cuerpo y controlan el ritmo cardíaco, la energía muscular, el estado de ánimo, la temperatura corporal…

El hipotiroidismo afecta principalmente a las mujeres mayores de 50 años, de hecho, alrededor del 3% de las mujeres y el 1,5% de los hombres se verían afectados.

hipotiroidismo

Causas del hipotiroidismo

La causa principal de hipotiroidismo es la tiroiditis por Hashimoto, siendo esta una enfermedad autoinmune que resulta de una disfunción del sistema inmunológico y que envía anticuerpos para destruir las células tiroideas, previniendo la síntesis de las hormonas T3 y T4.

El hipotiroidismo puede ocurrir como resultado de una terapia de alteración de la tiroides, como el cáncer tiroidal, nódulo tiroideo o hipertiroidismo y en la mayoría de los casos, la extirpación de la tiroides lleva a hipotiroidismo permanente.

En caso de insuficiencia alimentaria, la deficiencia de yodo puede causar inflamación de la glándula tiroides y la aparición de un bocio en la base del cuello, algo que sigue siendo raro en los países desarrollados porque la sal de mesa contiene yodo y proporciona las necesidades diarias.

En algunas mujeres, el hipotiroidismo puede ocurrir después del embarazo como resultado de la tiroiditis posparto, pero esta parece varios meses después del parto y suele ser transitoria y en caso de diagnóstico positivo, se debe hacer un seguimiento de los siguientes embarazos, con una tasa de recurrencia del 75%.

¿Qué signos clínicos de hipotiroidismo existe?

Los síntomas principales del hipotiroidismo se deben a un metabolismo más lento, algo que demuestra una gran cantidad de fatiga física e intelectual y letargo.

La temperatura corporal baja (hipotermia) y la frecuencia cardíaca disminuye (bradicardia), el paciente experimenta con mayor frecuencia un aumento de peso espectacular e inexplicable a pesar de la pérdida de apetito, puede experimentar calambres y dolor muscular, su piel se vuelve pálida y seca y su cara está ligeramente hinchada y el cabello y el pelo se vuelven cada vez más escasos.

El tratamiento del hipotiroidismo

El hipotiroidismo no se puede curar, pero sin embargo hay un tratamiento farmacológico que tiene como objetivo restaurar los niveles normales de hormona tiroidea en el torrente sanguíneo, algo que consiste en la ingesta diaria de hormonas sintéticas. Estamos hablando de terapia de reemplazo hormonal.

¿Cómo funciona este tipo de terapia?

La levotiroxina se prescribe más comúnmente, siendo esta la forma sintética de tiroxina (hormona T4).

El tratamiento suele durar toda la vida, pero los síntomas mejoran en las primeras semanas y se suele realizar un seguimiento clínico y biológico, tan solo se toma una muestra de sangre para comprobar el nivel de hormonas y así controlar la dosis.

¿Cuáles son las complicaciones?

El ” coma mixedematoso” fue la gran complicación del hipotiroidismo en el pasado, pero que ocurra ahora es bastante raro, ya que solo ocurre en caso de hipotiroidismo primario profundo (TSH mayor de 50), en invierno y después de una agresión fisiológica (infección, cirugía, sedante o tratamiento antidepresivo).

Es un coma tranquilo con frecuencia cardíaca lenta llamada “bradicardia, temperatura corporal más baja, llamada “hipotermia” y presión arterial más baja llamada “hipotensión”.

 

 

 

Dieta cetogénica

Dieta cetogénica

¿Quieres adelgazar de manera sencilla? Entonces esta dieta es tu oportunidad para hacerlo con gran énfasis y de una manera en la cual puedas ejecutarla sin problemas.

Actualmente existen una cantidad incontable de dietas existentes las cuales nos sirven de gran manera para poder adelgazar, las variedades de estas son incontables, puesto que podemos encontrarlas de toda clase, desde aquellas que solo se basan en la utilización de verduras y carnes, hasta las que utilizan solo material vegetariano, siendo la cantidad de las mismas es muy diversa.

Por otra parte, lo negativo de que existan tantos tipos de dietas es que al igual que como existen muchos tipos de cuerpo humano, no todas van a ser efectivas en su totalidad.

Dieta cetogénica

De esta manera, recomendamos saber qué tipo de cuerpo tenemos nosotros, cuáles son los alimentos que mejor absorbe nuestro organismo y además de esto, cuales nos favorecen más para el tema que vayamos  abarcar.

¿A qué me refiero con esto?

Actualmente la palabra dieta no solo se asemeja al acto que realiza una persona o personas en determinado momento y con la finalidad de lograr reducir su peso corporal. Este concepto fue el primero que nació de la creación de la palabra, pero en realidad en la actualidad, se han emitido diversos tipos de dietas que ayudan al organismo a poder crear más masa para de esa manera aumentar de peso.

Entonces, tenemos que una dieta sirve tanto para adelgazar como para poder subir de peso, esta última es más conocida como dieta calórica.

Pero en el presente artículo hablaremos entonces de la dieta conocida como cetogénica, quizá muchas personas conozcan esta dieta, puede que otras incluso nunca hayan oído hablar de ella y aun así existe ese porcentaje de personas que es la primera vez que observan alguna información sobre una dieta, si ese es el caso, entonces has llegado al lugar indicado.

Varias personas que han pasado por las etapas en las cuales consiste esta dieta, indican que la misma puede hacer que el cuerpo se moldee de una manera en la que pase a convertirse en una auténtica máquina de quemar grasa.

¿Por qué se dice esto de esta dieta?

Al leerlo de primera mano pareciera que es una dieta en la cual van incluidas actividades físicas, ya que al realizarlas continuamente ayudarán a bajar de peso a nuestro organismo, pero la realidad es que esto no es así, puesto que dicha dieta se concentra de manera específica en las grasas naturales y no en los carbohidratos.

La dieta cetogénica se ha utilizado desde hace siglos y aunque no es tan famosa como debería ha resultado en muchos casos un rotundo éxito para quienes la utilizan

Desde hace mucho tiempo los nutricionistas se han basado en una estructura infalible para perder peso, la cual habla de que para perder peso había que comer menos caloría y con esta fórmula es imposible contraatacar, puesto que si un persona normal gasta las mismas calorías diarias pero consume menos, el cuerpo va a tener que usar las reservas que posee lo que nos lleva a un igual que dicta que se va a perder peso. Lo que falla en este tipo de dietas es que para muchos es difícil y más allá una tortura comer poco, además de que un gran fallo es que al dejar la dieta el peso se recuperara en menos de una semana.

Mientras que la dieta mencionada en el título consiste en reducir de manera sustancial el consumo de hidratos como lo son los:

  • Tubérculos
  • Frutas
  • Cereales
  • Legumbres

Y de manera progresiva y como ya lo hemos mencionado antes, debemos aumentar el consumo de grasas naturales, también conocidas como grasas buenas:

  • Aguacate
  • Aceite de Oliva, coco, etc…

Esto con la finalidad de que el cuerpo vuelva a consumir en vez de carbohidratos, grasas y así irlas perdiendo de manera progresiva sin tocar en ningún momento nuestras reservas de hidratos de carbono.

¿Qué son los leucocitos?

¿Qué son los leucocitos?

No es común escuchar a personas hablando de estos temas, puesto que la interpretación del mismo no es sencilla, más aún porque hablamos de un término que está relacionado con una parte de la medicina y en este ámbito es muy necesario estar al tanto de lo que se discute y más allá de eso, de cada definición y función de lo que vamos a decir.

Esto se debe a que la misma ciencia en sí posee muchos factores, inclusive posee una jerga la cual podemos catalogar como exclusiva para ella y todo debido a su complejidad, pero que no por esto deja de ser funcional y demostrativo.

Es interesante como diversos temas que están en unión con la medicina pueden ser bastante controversiales, pero esto ya será contenido para otro texto, puesto que en el presente texto hablaremos de los leucocitos y las variaciones del mismo en el organismo, como también sus alteraciones en el cuerpo humano, como los “leucocitos altos”

que son los leucocitos

Empecemos indicando que son los leucocitos

Estos también son conocidos como glóbulos blancos, es necesario indicar que los mismos están compuestos por células de sangre y la producción de los mismos se emite en la parte específica del tejido linfático y la medula ósea. ¿En dónde se encuentran los leucocitos? es fácil llegar a dicha respuesta puesto que se encuentran en diversas partes del cuerpo, como lo son:

  • Las amígdalas
  • El bazo
  • Los ganglios
  • La sangre y diversas partes del sistema inmunológico

Una de las notables cualidades que poseen los leucocitos es que estos se encargan principalmente de prevenir enfermedades, además de combatir de manera directa con todas las bacterias que pueden causar o que son posibles creadoras de virus o infecciones, es por eso que a las mismas se les conoce mundialmente como las defensas del cuerpo.

Como ya lo hemos mencionado a comienzo de este escrito, los glóbulos blancos poseen variaciones, las cuales cada una de ellas cumplen con una función en específico.

Estas funciones son necesarias para poder mantener el cuerpo estable y la mayoría de estos tipos de leucocitos en la mayoría de los casos cumplen con su labor al cien por cien, algo que es bastante inesperado cuando estos no responden de la manera más adecuada y deseada en lo que respecta al cuerpo humano y diversas infecciones.

Tipos de Leucocitos

Cuando hablamos de estos debemos recordar que en total son cinco tipos los que existen y que los mismos se conocerán a continuación en un orden alfabético para así poder tener una mejor clasificación de los mismos:

Basófilos: En el primero de la lista encontramos a los menos abundantes y los responsables de primera mano de reaccionar inicialmente ante la respuesta alérgica

Eosinófilos: Para estos no existe una especificación más exacta que indicar que después de los primeros se ejecuten, estos se encargan de los parásitos y de las reacciones alérgicas.

Linfocitos: Estos son categorizados por ser lo más pequeños de organismo, pero irónicamente son los más importantes del mismo, puesto que estos se encargan de hacer que el sistema inmune reaccione ante amenazas externas.

Neutrófilos: En el cuarto lugar contamos con los más numerosos que existen en el organismo, siendo la parte negativa de esto, es que solamente duran un día en nuestro cuerpo, pero no por eso hace menos efectiva su función.

Estos se encargan de eliminar baterías y hongos y cabe destacar que si permanecieran en nuestro organismo por una semana, podríamos alcanzar una inmensa cantidad numérica de estos.

Monocitos: Finalizamos con aquellos los cuales poseen un inmenso tamaño en comparación a los antes mencionado, los cuales además de eso se van transportando por la sangre hacia diversas partes del cuerpo antes ya mencionadas “Bazo, hígado, huesos, pulmones”.

Para terminar, cabe destacar que el tema restante es el de los leucocitos altos, algo que suele ocurrir por diferentes razones, la primera de ellas es por problemas de la médula ósea, pero ¿por qué la medula ósea sobre crea leucocitos? En la mayoría de los casos es porque nos advierte de enfermedades como la leucemia o posibles tumores.

En otros casos esto también puede acontecerse debido a inflamaciones, infecciones, lesiones cutáneas, leucocitosis, etc…